spot_imgspot_imgspot_img

La vida en los motores del «Chino»

Fecha:

Nace el 31 de Octubre  de 1981; parte de este mundo a mejor vida el 25 de Agosto del 2013.

A los 15 años nace la pasión por los motores por lo que ingresa al INA a estudiar mecánica automotriz.

En el año 1998 asiste por primera ves a un rally en Coris de Cartago donde pudo ver por primera ves el Mitsubishi  Evolución V de los Alvarado. Meses después asiste a ver otro rally en la Fila de Aserrí donde empezaba la aventura de los Impresas, los Evos, el Nissan de los Valverde e incluso un Protón que se defendía bonito.

Realizó su práctica profesional en la BMW donde fue contratado por algún tiempo.

Como consecuencia de un accidente de tránsito a los 18 año se lesionó del cuello, posteriormente del largo tratamiento se descubre en abril del 2000 que padecía de cáncer de Rinofaringe; enfermedad que superó y que le permitió vivir según el mismo expresaba  “14 bonus” (14 años adicionales).

El día de su cumpleaños el 31 de octubre del año 2000 como regalo de cumpleaños de sus amigos aparece en su casa un Subarú Impresa del año quien lo llevaría a dar un vuelta a gas tabla por la Florencio del Castillo.

En el año 2001 luego de la celebración de quince año de su hermana al terminar la actividad sube con su hermano y amigos a ver la salida de un rally en asfalto en Rancho Redondo que en aquel entonces corrían los Nissan Silvias que a la distancia en la espesura de la noche se oían como música para los oídos solo para los verdaderos amantes de los motores.

Luego de muchas experiencias de motores logra contactar a Vanessa Benavides entonces encargada de cronometristas de Rally y es acá donde asiste con su hermano Diego al primer rally ya como colaboradores de AORA a Rancho Madrigal en el año 2001.

En el mismo año conjuntamente colaborando con Rallismo entran ambos hermanos a colaborar como Oficiales de Pista en el Autódromo la Guácima donde podía estar más de cerca con la pasión que lo unía. El olor a gasolina era su perfume y el rugir de los motores era su música.

Dentro de su gran pasión por el automovilismo y casi por la mínima prefiriendo al rally se inscribe con su hermano y con su único vehículo; un Volswagen Golf en un rally cross en la Lima de Cartago; compitiendo contra Remmy Espinoza actual piloto de rally quien correría con un Ignis alquilado.

En el 2004 obtiene en el Instituto Tecnológico de Costa Rica el certificado de Formación en Electrónica del Automovil.

En el año 2005 participa como cronometrista en el Campeonato Todo terreno organizado por el Automovil Club de Costa Rica donde por muchas fechas anduvo por todos los rincones del país; viviendo de cerca la pasión ahora en 4×4.

En la visita del Formula 1 de Red Bull no podía quedarse por fuera por lo que con su bandera como oficial de pista cubrió ese evento que para cualquier amante de los motores no podría faltar.

Como mecánico modifica el auto de su hermano Diego una corolla GTS para Drifting el cual en primer instancia montó un 6 cilindros twin turbo y luego lo cambiarían a un Supercargado.

A pesar de sus limitaciones nunca se dio por menos para colaborar sacando un carro de la trampa de arena o dando un tiempo en un Check Point e inclusive hablando por el radio; aún cuando uno de los efectos de la radiación lo hizo perder su movilidad en la lengua y su voz.

Los últimos trabajos realizados y el cual lo hacían vibrar fue colaborar como asistencia en la pista en la última fecha de XKnights organizado por RPMTV.

Su habilidad para realizar cosas que tuvieran que ver con motores era increíble, una mesa de sala con un block de Kia Sorento o una mesita para teléfono con un cigüeñal de Toyota.

Por muchos años en su Ford F150 año 90´ asistió a la Asociación Organizadora de Rally con el traslado de equipos, radios, antenas y toldos para donde fuera cada rally.

Como proyecto personal Chino estaba armando un 300Z con un motor 6 cilindros Supercargado también para Drifting; que su hermano y amigos mecánicos van a terminar para ponerlo de medio lado.

Solicita en los últimos días de vida la salida del Hospital para poder asistir al rally en Tilarán, y el día antes de su muerte arranca el 300Z el que tenía meses de estar guardado y el cual deseaba oír al corte antes de partir.

 

El anterior texto fue escrito por Diego Acuña, hermano de Marco, conocido como «Chino»

Armando Calderón
Armando Calderónhttps://www.mundomotorizado.com
Cuenta con más de 25 años de ser comunicador especializado en deportes de motor e industria automotriz. Fue colaborador de Radio Monumental y Radio Columbia, también fue parte del programa Titulares Deportivos durante 8 años junto a José Luis Ortiz. Desde el año 2012 es parte de Teletica Deportes donde elabora la información de motores, además es parte del canal TD+ y Teletica Radio.

━ más noticias