Connect with us

Industria

“Motor Internacional del Año”: el motor 2.0 TFSI de Audi gana en su clase

Published

on

El 2.0 TFSI de Audi ha ganado el premio “Motor Internacional del Año” en la categoría de motores entre los 150 y 250 CV. Un panel internacional de expertos compuesto por 70 periodistas automotrices escogió al motor de gasolina de cuatro cilindros como el ganador de su clase.

Según el jurado, el motor de cuatro cilindros es “uno de los motores más flexibles y versátiles que se haya desarrollado, en resumen, puede hacerlo todo”. Hans-Joachim Rothenpieler, miembro del Consejo de Dirección de Desarrollo Técnico de AUDI AG, explica esta fortaleza: “Estamos encantados de recibir este premio, porque reconoce la versatilidad del 2.0 TFSI. Lo usamos no solo como un motor de gasolina, sino también como una unidad híbrida enchufable y para el funcionamiento con gas natural o Audi e-gas”

Rothenpieler está particularmente orgulloso de la historia de éxito de la tecnología TFSI. “Lanzamos el primer TFSI al mercado en 2004. Desde entonces, hemos logrado una victoria en los premios cada año con un motor TFSI”. Entre 2005 y 2009, Audi ganó la categoría de dos litros con el 2.0 TFSI y, entre 2010 y 2018, la clase más grande con el 2.5 TFSI de cinco cilindros. Tras el cambio de las categorías basadas en el desplazamiento a las basadas en la potencia en 2019, el motor de dos litros y cuatro cilindros vuelve al podio de los ganadores.

La abreviatura TFSI significa turboalimentación e inyección directa; Audi fue el primer fabricante de automóviles del mundo en producir en serie esta combinación en 2004. Con el primer 2.0 TFSI del Audi A3 Sportback, la marca comenzó su estrategia de reducción de tamaño reemplazando el desplazamiento por turboalimentación. En 2007, siguió una nueva generación de motores, conocida internamente como EA888, diseñada para los mercados globales. Se fabricó en la planta húngara en Győr, en Dalian, China y otros lugares.

El “motor del año” es adecuado para la instalación longitudinal en los modelos más grandes de Audi, así como para la instalación lateral en otras marcas del grupo como Volkswagen, Škoda y SEAT. A lo largo de los años, se incorporaron una y otra vez nuevas soluciones tecnológicas. En su última versión, el motor de cuatro cilindros presenta una tecnología de eficiencia especial de Audi: lo que se conoce como el proceso de combustión de ciclo B, diseñado específicamente para carga parcial, que es el modo de operación predominante. Con un estilo de conducción moderado, el 2.0 TFSI logra la eficiencia de un motor de pequeña cilindrada, mientras que la marcha deportiva ofrece la dinámica de un motor grande.

El 2.0 TFSI se utiliza actualmente en diez líneas de modelos de Audi y su potencia se extiende hasta los 245 CV. Y la historia de éxito continúa: en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2019, Audi presentó el Audi Q5 como una variante híbrida enchufable, donde el 2.0 TFSI funciona en conjunto con un potente motor eléctrico. El motor de cuatro cilindros también se utiliza en los modelos g-tron en la clase media, utilizando el gas natural (CNG) o Audi e-gas, un tipo de combustible para el cual Audi utiliza un proceso sostenible para producirlo en grandes cantidades.

Trending